1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer>

Minoxidil en el tratamiento de la calvicie...

La acción del Minoxidil contra la caida del cabello, se descubrió porque algunos pacientes presentaban -como efecto secundario- crecimiento de vello en el cuerpo y cuero cabelludo.



Minoxidil es el nombre genérico de los productos originales llamados Rogaine o Regaine. Introducido en 1988, Rogaine debía al principio ser prescripto por un doctor, pero luego la FDA autorizó a que la venta sea libre.

Por muchos años minoxidil se conseguía solo en concentración del 2% y exclusivamente por UpJohn, que tiene los derechos patentados. Esta patente terminó en 1996 y desde allí, muchas otras compañías han comenzado a producir y vender minoxidil 2% bajo diferentes nombres.

En respuesta a la pérdida de la patente de minoxidil 2%, UpJohn comenzó con ensayos clínicos de la solución al 5% (Rogaine extra fuerte), aunque también es posible comprar soluciones de minoxidil 5% de otros fabricantes.

La formula, en general tiene otros ingredientes para diferenciarse del producto de UpJohn y evitar conflictos legales.

El minoxidil para evitar la pérdida del cabello se usa como un producto de aplicación local (tópica). La droga está disuelta en una mezcla con agua, alcohol y glicol que es aplicado a las zonas calvas del cuero cabelludo. En el hombre, se lo considera más efectivo para la zona de la coronilla que para las regiones temporales.

Hasta hace poco tiempo, se creía que el Minoxidil -siendo un potente vasodilatador- estimulaba el flujo sanguíneo y de esta forma, hacía crecer el cabello. Más tarde se hicieron pruebas con otros vasodilatadores y los resultados fueron nulos. Por ende, no es la acción de vasodilatador la que hace crecer el cabello.

Todavía se desconoce el mecanismo exacto de acción del Minoxidil, pero hoy día se supone que actúa estimulando la apertura de canales de potasio, impidiendo que el calcio -que envía la señal a los folículos para que detengan el crecimiento- ingrese directamente a las células.

Los resultados del Minoxidil son evidentes pero no mágicos. Tendrás que esperar unos cuatro meses para ver si está dando resultado. Si comienzas el tratamiento, debes ser constante.

Entre los diez y los catorce meses obtendrás los resultados máximos que el Minoxidil puede darte en cuanto al crecimiento del cabello.

Si decides terminar con el tratamiento definitivamente, tu cabello volverá al estado inicial al cabo de cuatro meses. El Minoxidil no cura la Alopecia sino que promueve el crecimiento y luego previene la caída.